AIKIDO LONGUEIRA-RYU

 

El Maestro Tadashi Abé. Impartió clases en Francia y Bélgica en la década de los 50.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con el envejecimiento de O’Sensei, el Aikido tornó hacía una forma más espiritual., llegando incluso a eliminar cierto tipo de técnicas que no podía realizar por su limitada movilidad a causa de la edad, otras nunca fueron transmitidas a sus alumnos más contemporáneos pero que si pudieron practicar sus primeros alumnos. Pero muchos de estos alumnos, como Koichi Tohei, en lugar de intentar recuperar los conocimientos de su maestro, avivaron con mayor fuerza la orientación espiritual del Aikido, algo que no dudo en reprochar su íntimo amigo, el maestro Tadashi Abé. Abé sostenía que Tohei había abandonado los principios marciales que O’Sensei les había enseñado a ambos, al igual que la Aikikai y que por aquel motivo no hacían más que deshonrar al Aikido y al propio fundador. En una reunión que mantuvo con la cúpula de la Aikikai (ya retirado Ueshiba), manifestó su preocupación por el camino espiritual que estaba siguiendo el Aikido convirtiéndolo más en un tipo de danza o gimnasia que un arte marcial. Y a continuación renunció a su 6º Dan y a su título de maestro, por ser la Aikikai una organización que no se correspondía con los principios por los que él había luchado y que O’Sensei le había enseñado (algunas fuentes determinan que iba a recibir en los sucesivos meses el 8º Dan de la mano de O’Sensei, pero que nunca recibió por su renuncia).

 

El Aikido Longueira-ryu centra su foco de estudio en el desarrollo de las actitudes marciales físicas, que no solo permitirán el desarrollo del cuerpo, sino también de la mente. El desarrollo de una actitud marcial que pretende adentrarnos en la vía de Budo. Y debemos recordad que la vía del Budo, se transcribe literalmente como “el camino del guerrero”, un concepto del que esta escuela no se pretende separar en ningún momento. Por este motivo, hemos integrado en nuestro programa las técnicas olvidadas y antiguas que poco a poco se han ido eliminando de las otras escuelas por motivos de dificultad o peligrosidad. Pero lejos de quedarnos ahí, nuestra escuela continua en una evolución constante y poco a poco se van desarrollando nuevos entrenamientos, nuevas técnicas, que siguiendo fielmente los principios del Aikido de la no-fuerza y no resistencia, se van incorporando al aprendizaje del dojo. Y es que es lógica esta evolución, porque, ¿se emplean las mismas armas hace 100 años que hoy? Hace 100 años, el fundador O’Sensei, aprendía el arte de la Bayoneta, un arma que desapareció completamente de los fúsiles de hoy en día.

 

PRINCIPIOS DE NUESTRA ESCUELA.

 

Estos son algunos de los principios en los que se basa nuestra escuela y que nos diferencia de otras escuelas:

 

BUDO: El Aikido es un arte marcial, y como tal debe ser tratado. Su objetivo es la defensa personal y la protección propia a través de sus conocimientos.

 

EFICACIA: El Aikido es el arte de la no violencia, pues rechaza la violencia en todo momento, sin embargo, para ser efectivo debemos ejecutar técnicas eficaces y contundentes, algo que se ha olvidado por completo.

 

RESPETO: Nuestra escuela está basada en el respeto. Respeto a unos orígenes, respeto a unos principios. Los orígenes de O’Sensei, los principios que el resto de sus alumnos no quisieron transmitir. ¿Quiénes son ellos para mancillar la gran obra de un genio como O’Sensei?

 

AIKIDO: Por encima de cualquier diferencia en la práctica con otras escuelas, nosotros siempre defenderemos al Aikido y trabajaremos para su desarrollo. Lo llevamos haciendo desde 1982 y lo seguiremos haciendo.

 

PAZ: O’Sensei sabía que había creado un arte marcial muy poderosa, por ese motivo empezó a instruir el ejército y la policía de Japón y ordenó a sus alumnos que hicieran lo mismo en el resto del mundo. Hoy en día, todos los sistemas de defensa personal policial que existen son originarios del Aikido. Y es que el Aikido es un arte marcial de defensa personal, un arte no violento y que rechaza la violencia, y esto es algo que defendemos en nuestra escuela.

 

 

DIFERENCIAS CON OTROS ESTILOS.

 

Como dijo O’Sensei: “Aiki no puede ser gastado con palabras escritas o habladas, comprended a través de la práctica”. No podemos hacer una lista técnica de la cantidad de cosas que nos diferencian con otras escuelas en la práctica. Porqué son aspectos técnicos que no se pueden describir con palabras. Sin embargo, podemos afirmar tres aspectos de fácil comprensión que nos diferencian con otras escuelas:

 

·         Los movimientos son mucho más cortos que en los programas habituales de Aikido, lo que acorta notablemente el tiempo de realización de la técnica.

 

·         Utilizamos distancias más cortas y Uke nos ataca con ataques reales.

 

·         Nuestro programa de Aikido es mucho más amplio en técnicas que cualquier programa existente. Porque por dificultad de las técnicas, los demás las han eliminado quedándose apenas con un 3% de las técnicas originales creadas por O’Sensei.

 

 

 

FORMAS DE TRABAJO.

 

El Aikido Longueira-ryu incorpora cuatro formas de trabajo, en base a los niveles de dificultad y por los cuales los practicantes irán adentrándose conforme vayan avanzando en su práctica. Las tres primeras podrán ser practicadas por cualquier practicante. La última, Aikido Combat, por el contrario, está reservada para unos pocos discípulos que continúen con la difusión de la escuela y que por sus habilidades puedan practicarla. Por este motivo a estos practicantes se les otorga un grado especial aparte del tradicional. Las formas de práctica son las siguientes:

 

AIKI-NO- MICHI.

 

AIKIDO EFICAZ BUDO (a partir de 2º Dan).

 

INICIACIÓN AL AIKIDO COMBAT (a partir de 2º Dan).

 

AIKIDO COMBAT (a partir de 2º Dan).